Que son los calambres y como evitarlos

0
565
Que son los calambres y como evitarlos
Que son los calambres y como evitarlos

Calambres y como evitarlos. 

Los calambres en las piernas son una aparición dolorosa y frecuente que puede ocurrir durante la actividad física, como caminar o correr.

Son muy comunes entre los deportistas de resistencia y las personas mayores que realizan actividades físicas agotadoras. A menudo ocurren durante, o al final de un intenso ejercicio.

Ocurren cuando un músculo se contrae involuntariamente, sin que intervengamos a voluntad. En ese momento, justo en el lugar del dolor, podremos notar un bulto o protuberancia, lo cual indica la rigidez y el agarrotamiento que acaba de sufrir el músculo.

Por supuesto, le acompañará un cierto dolor. La duración de dicho calambre puede abarcar tan solo algunos segundos, o incluso unos pocos minutos. En el peor de los casos, se pueden alargar durante varias horas, de manera intermitente.

Pese a que los calambres musculares suelen ser benignos, en ciertas ocasiones pueden indicar una condición médica o síntoma de padecer algún tipo de patología, tal como diabetes, hipotiroidismo… En el caso de ser bastante frecuentes y regulares, se aconseja acudir al médico.

Aunque los calambres musculares pueden ser el resultado de enfermedades poco frecuentes, la mayoría pueden estar asociados o inducidos por el ejercicio no guardan relación alguna con enfermedades ni trastornos.Los calambres del músculo esquelético pueden aparecer en plena competición, inmediatamente después de la competición o de noche en medio del sueño. Son igualmente frustrantes para los científicos porque no han sido capaces de determinar completamente su causa o la forma de prevenirlos o tratarlos.

Los calambres asociados con el ejercicio se han definido como contracciones involuntarias, espasmódicas y dolorosas de los músculos esqueléticos que se producen durante o justo después del ejercicio.

Primeras investigaciones. Sugirieron que los calambres musculares estaban causados por trastornos en el equilibrio de líquidos y electrólitos, asociados con tasas elevadas de sudoración. Aunque éste pueda ser el caso de algunos calambres inducidos por el ejercicio, estudios más recientes proponen que son producto de la actividad de las motoneuronas alfa, causada por un control aberrante a nivel medular.

Prevenir calambres

Mantener una rutina frecuente de estiramientos, todos los días. A ser posible, dedicar un mínimo de 30 a 60 minutos, conllevará una serie de mejoras, tanto a nivel físico, como fisiológico en el caso de reducir el riesgo de sufrir calambres. Gracias a los estiramientos, el tejido que recubre los músculos. Llamada fascia, se mantendrá relajada, y se evitará la tensión continua. Normalmente se sufre debido al ejercicio y por supuesto. La falta de estiramientos, de tal modo con dichos estiramientos, veremos reducida la posibilidad de sufrir calambres en las piernas,  manos o pies. También la alimentación es un factor clave. Ten en cuenta el sodio y el potasio que son factores muy comunes. Consume sal con moderación en las comidas, sobre todo en verano. Donde corremos mas el riesgo de sufrir calambres, debido al aumento de sudoración, que conlleva mas perdida de líquidos y con ellos los minerales.

Antes de salir a realizar ejercicio

Procura hidratarte bien, bebiendo al menos 1 vaso de agua por hora (cantidad mínima). Toma abundantes frutas y verduras frescas. Si las condiciones climáticas son adversas, y hace una elevada temperatura, se puede optar por ingerir una dosis de electrolitos o bebida hidratante en polvo como medida de precaución. Si durante el transcurso de la actividad lo sufrieras, puedes tomar sales minerales de venta en tiendas de suplementacion, o en su defecto si no tienes otra cosa sal normal y agua. Ves estirando poco a poco.

Calentamiento y estiramiento antes de hacer ejercicio

Antes de iniciar el ejercicio siempre será necesario un calentamiento previo, compuesto por ejercicios de movilidad, a continuación una entrada en calor mediante la ejecución de actividad a baja intensidad, como correr o trotar durante varios minutos, para el caso del running. Los atletas de deportes de resistencias son más propensos a padecer calambres en piernas.

Estiramientos para evitar calambres

Pantorrillas: Inclinarse en una pared con una pierna delante de la otra. Estira la pierna hacia atrás y presionar con el talón en el suelo. La rodilla delantera debe estar doblada. Mantenga esta posición durante 15 a 30 segundos. Mantener ambos talones en el suelo y la punta de los dedos del pie hacia la pared.

Isquiotibiales: Siéntate erguido, con las piernas estiradas hacia delante. Tus pies deben de estar relajados, no flexionados. Coloque las palmas de las manos sobre el suelo y deslice sus manos hacia los tobillos. Deténgase cuando sienta el estiramiento en la parte posterior de los muslos y detrás de las rodillas. Mantener esta posición durante 30 segundos.

Cuádriceps: Apóyate en una pared o la parte trasera de una silla. Levante un pie hacia los glúteo 20 seg, mantene musculo flexionado unos 20 seg. Mantenga el tobillo con la mano y levante el talón hacia su cuerpo hasta que note el estiramiento. Mantenga esta posición durante 30 segundos. Evita torcer la espalda.

Dejar respuesta

Introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí